¿Por qué las empresas deben preocuparse por el contenido de su sitio web?

Toda la información que encuentra el internauta al momento de acceder al sitio web de una empresa es pieza clave para aumentar el alcance, impacto y distribución de aquello que ofrece la compañía, pero también este contenido es esencial para brindarle al posible consumidor el material necesario para convencerlo de efectuar una compra.  A pesar de ello, son pocos los negocios que verdaderamente conocen la importancia del contenido y le dedican tiempo para desarrollar la información necesaria para la obtención de beneficios; esto afecta de manera significativa sus objetivos.

Para que no haya fallas en el alcance de las metas y se le brinde al cliente una mejor experiencia, es necesario que las empresas empiecen a implementar dentro de sus estrategias el análisis de contenido. Con este método, se podrá verificar qué tanto potencial tiene el material que se encuentra en el sitio y determinar si será necesario emplear otro tipo de métodos, como aquellos que ofrece un ERP como el de Corposuite o un CRM como lo es NextUp.

¿Cómo efectuar una correcta evaluación de la información?

Primeramente, el hecho de que una empresa le preste atención al contenido, podrá potencializar las diferentes estrategias de marketing, publicidad y comercialización; además, se les brindará a los usuarios una experiencia más óptima y completa. Ahora bien, al momento de que se esté efectuando el proceso de evaluación de información, es importante que se destaquen aquellos puntos fuertes y débiles del contenido; esto será un perfecto inicio para que se cree una estrategia de contenido adecuada, permitiendo que el material se convierta en una estructura sólida para las diferentes estrategias antes mencionadas.  

Llevar a cabo la evaluación del material que se encuentra en el sitio web puede ser un proceso exigente, pero que es necesario, así que primeramente se tienen que plantear los objetivos que se pretenden alcanzar una vez que el contenido esté optimizado. Existen muchas metas que se pueden plantear, ya sea para mejorar el posicionamiento web, para aumentar el alcance, para mejorar la experiencia del cliente, entre otros más. Una vez determinado el objetivo, será necesario analizar las métricas para reconocer qué acciones se pueden llevar a cabo para enfocar el contenido de acuerdo con el propósito establecido.

Otro punto a considerar al momento de la evaluación, es el tipo de material que se encuentra dentro de la página web, esto porque será necesario que se ejecute un apartado en donde se tome en cuenta el contenido interno de los servicios, artículos, páginas de aterrizaje y hasta de los mismos blogs. También se puede hacer un apartado de contenido interactivo como videos, encuestas, entre otros materiales interactivos.

Una vez que se haya hecho la recolección de datos y se hayan realizado los apartados necesarios, es momento de que se efectúe la evaluación de la información, y aunque esto puede hacerse manualmente, actualmente hay muchas herramientas que facilitan este proceso. Esta herramienta nos permite arrojar información sobre los vínculos de retroceso, la longitud del contenido y las veces que la página fue compartida. Esto permitirá determinar si será necesario mantener, actualizar, borrar, reescribir y actualizar el contenido dentro de la página web.

Finalmente, al identificar aquello que entorpece la calidad del contenido, se deberá de crear un plan de acuerdo a los objetivos que se plantearon anteriormente. Para ello, se requerirá priorizar las actividades según el tiempo disponible y los resultados obtenidos. Al momento de que se inicie la centralización de la creación de un plan de contenido, será importante que también se tomen en cuenta las diferentes regulaciones del buscador.